Una premisa,la libertad

viernes, 8 de febrero de 2008

La cristalería y los vinos.

El uso de una apropiada cristalería, ya sea una copa o un decantador, hace que la experiencia de saborear un buen vino tome otra dimensión. Y lejos está de ser este tema una cuestión de expertos o snobistas. as copas de cristal, a diferencia de las vidrio, su borde corta al ras. Esta diferencia no es sutil, ya que al carecer del "labio" que caracteriza a las de vidrio cuando ingresamos el vino a la boca,éste se dirige al centro de la lengua, cuando en el caso de las de vidrio lo hace hacia los costados. Debemos tener presente que la lengua tiene un sinnúmero de papilas gustativas y sus borbes perciben los sabores ácidos y dicen que la primera impresión es la que cuenta. Por otra parte las copas de cristal se caracterizan por la transparecia y delgadez de sus paredes, caraterísticas destacables, ya que por la primera logramos ver los colores y matices del vino acabadamente y que una copa sea delgada también es importante ya que reduce esa interferencia que se produce entre la boca y el vino.
Hoy podemos encontrar una copa para cada cepaje.Creo que los expertos y los enólogos son los beneficiados directamente con dicha variedad. Pero para el que disfruta una copa como una experiencia placentera sin más pretensiones que eso, con una copa de vino tinto , otra de blanco y una para espumante , podríamos decir que tiene lo necesario para experimentar correctamente el placer un buen elixir.
Desde hace unos años se han impuesto en el mercado y los restaurantes las han adoptado las copas de tamaño gigante. En realidad no deja de ser una moda, a los fines de la degustación no aporta más que una impactante presencia y una forma bastante estética.
En cuanto a los decantadores o decanters tiene una doble función, por un lado permitir que precipiten los sólidos cuando se trata de un vino con varios años de añejamiento y por otro, este elemento permite oxigenarlos, especialmente después de años de guarda.
Pero no cualquier vino justifica el uso de un decanter, tenemos que hablar de un vino de $50 pesos para arriba, de un cepaje con una buena estructura y una guarda no menor a cinco años. Particularmente creo su uso es mínimo o nulo para el promedio. Por otra parte al servir el vino en la copa y girarla un par de veces, hace que despierte naturalmente cualquier vino del enriquecedor ensueño que le dio la guarda.
Para conocer más de cristalería dejo el link de la que, a mi juicio, es la cristalería más importante del mundo.http://www.riedel.com/.
Y a beber con moderación, que es bueno hablar del vino y no por el vino...

3 comentarios:

GUSTAVOMDQ dijo...

FELICITACIONES¡¡¡

catherine dijo...

DEO QUE SU BLOG SE SUPERE DIA A DIA . CONGRATULATIONS!!!

andres aguirre lanari dijo...

Muchísimas gracias por los saludos!!!